Los mejores juegos de guerra en la historia 

Mejores juegos de guerra

Solo los verdaderos amantes de la historia y de los videojuegos conocemos esta fase emocional cuando sale un nuevo juegos de guerra: El primer paso es siempre, siempre, juzgar sin ningún tipo de compasión su contexto histórico y, por supuesto, jugabilidad. ¿Qué guerra cubre?, ¿Qué escenarios hay?, ¿Qué tanto se asemejan los combates a la historia real? Son varias de las preguntas que nos hacemos al jugarlos y es la verdad que en muchas ocasiones nos decepcionan

La razón por la cual nos solemos decepcionar de los juegos de guerra es sencilla; hay una serie de videojuegos que han dejado la barra tan alta que es imposible no comparar los nuevos lanzamientos con ellos. Ante ustedes…

Los mejores videojuegos de guerra en la historia:

Call of Duty (COD World At War, COD 2)

En este caso hemos empezado con un poco de trampa porque estamos encasillando 2 videojuegos muy diferentes entre sí en una misma viñeta. Pero es que Call of Duty nos ha enamorado con ambas versiones, por supuesto, con sus diferencias generacionales. El COD 2 fue un pionero en la época de PS2 y XBOX y nos hizo sentir un poco ese rigor del combate de la Segunda Guerra Mundial, con una grandiosa jugabilidad y banda sonora, además de ser el primero de su generación en tener solo misiones que hayan ocurrido en la realidad. Por otro lado, el World at War fue el que nos hizo sentir la guerra en su máxima expresión. Las escenas de la toma de Berlín, o los combates en las islas japonesas, sin duda, son de las más preciadas en la memoria de un gamer fan de la historia

Battlefield 1942 

Otro mega clásico de la segunda guerra mundial, Battlefield 1942 nos ofrecía un modo campaña bastante interesante para recorrer algunas de las principales batallas del teatro europeo, africano y del Pacífico, pero su máximo atractivo era la posibilidad de jugar cualquier escenario con cualquiera de los dos bandos, fuera online o contra bots. Muy a lo Counter Strike, pero en la SGM. 

Company of Heroes 

Company of Heroes nos llevaba a un lugar distinto que los previamente mencionados: en este juego éramos los coroneles y generales de los ejércitos. Disponíamos de las tropas, recursos y vehículos y teníamos que diseñar estrategias para el ataque o la defensa. Sin duda una versión particular de los juegos de la SGM, pero tan atractivo como para convertirse en un clásico de los juegos de guerra.

Red Orchestra Ostfront 

A diferencia del resto de los miembros de esta selecta lista, Red Orchestra Ostfront se enfoca casi exclusivamente en el multijugador. Esto no le quita lujo ni cartel, por el contrario, es un juego que se convirtió en pionero en el combate casi en modo Battle Royale y ambientándonos en la SGM. No solo eso, sino como miembros del ejército rojo (URSS). ¿Qué más podemos pedir? 

Sniper Elite 

La pieza que faltaba en el rompecabezas de los mejores juegos de guerra en nuestro álbum: Ser un francotirador frío y solitario. En Sniper Elite nuestro trabajo era sencillo: cazar nazis y no morir en el intento. Finalmente tendríamos que cazar a uno de los grandes del ejército nazi. Es un juego estresante, difícil y sin duda divertidísimo